Breve Reseña Histórica del Colegio
En el año 1922, a pedido de Monseñor Lisson, Arzobispo de Lima, el Cardenal Dennos Dougherty, Arzobispo de Filadelfia, instó a las Hermanas Siervas del Inmaculado Corazón de María a formar en el Perú un colegio Católico de habla Inglesa.
La Congregación acepto la invitación y el 12 de Diciembre de 1922, día de la Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, desembarcaron en el puerto del Callao. El 3 de Enero del 1923 en una casa alquilada de la Av. Pardo en Miraflores se instaló el Convento y lo que sería el primer local del Colegio Villa María. Muy pronto ese ambiente resultó pequeño ya que el alumnado había aumentado considerablemente y fue necesario adquirir el terreno de la Av. Arequipa para la construcción  del Colegio y Convento.
El 15 de Agosto de 1925 se colocó la primera piedra del nuevo colegio, presidieron la Ceremonia Don Augusto B. Leguía, Presidente de la República y altas personalidades del Gobierno Norteamericano en el Perú. El nuevo local se inauguró el 21 de Marzo de 1926 iniciándose las clases el 1ro. De  Abril del mismo año. La primera Directora fue Mother M. Cornelia.
Las Sisters abrieron el Colegio Villa María teniendo como principal objetivo evangelizar, hacer crecer la fe católica y, al mismo tiempo impartir el idioma Inglés, que desde ese entonces se consideraba tan necesario introducir en la enseñanza de las niñas y jóvenes.
Años después  fue necesario construir nuevos Pabellones para la sección secundaria, en el terreno contiguo de la Av. Petit Thouars.
Desde un comienzo las Hermanas Siervas del Inmaculado Corazón de María han vivido en sus constituciones y estilo de vida el legado carismático del Redentorista fundador, el Padre Louis Florent Gillet. Este Carisma es el AMOR que continua manifestándose hoy; El GOZOSO SERVICIO de las Hermanas de Dios y a su pueblo; la ESPERANZA CREADORA que pone toda su confianza en la amorosa providencia de Dios; y la FIDELIDAD, que inspira fervor en la vocación personal en Cristo y en la misión de cada uno dentro de la Iglesia.
Por los años sesenta, el crecimiento excesivo del alumnado, obligó a las Hermanas a considerar la idea de edificar  una nueva sede donde se trasladaría a las alumnas de Secundaria, en un terreno adquirido en La Planicie. Se colocó la primera piedra el 14 de Octubre de 1962 en presencia de la Madre General de la Congregación, Mother María Pacis I.H.M. quien vino expresamente para la ocasión.
En Abril de 1965, comienza un nuevo capítulo  para Villa María. Se realiza el traslado de la Secundaria que en esa época contaba con 389 alumnas, 12 Sisters y 7 profesoras laicos quienes acompañaron a la Directora Sister Maria Trinita. La enseñanza de los cursos en Inglés a excepción de los cursos de Lenguaje, Literatura e Historia del Perú siguió prevaleciendo.
Tres años después se trasladaron las secciones de cuarto y quinto de primaria, hoy quinto y sexto grado.